La caravana de madres cruza el Bajío

Foto: Victor Galindo

Foto: Victor Galindo


Guadalajara, Jalisco, domingo 8 de diciembre.

La caravana inició actividades a las nueve de la mañana en una ceremonia de despedida en las instalaciones del Instituto de Ciencias. Las madres tuvieron oportunidad de convivir con personal docente de la universidad, estudiantes y familias. Recibieron una cálida bienvenida con café y pan dulce, y después ocuparon sus asientos para participar en una misa en el colegio. El momento más emotivo de la mañana fue cuando los estudiantes regalaron flores a las madres como muestra de cariño, admiración y respeto por su lucha. Una vez concluida la ceremonia ofrecieron tamales, jugo de naranja y atole de guayaba. En el desayuno las madres dieron entrevistas a distintos medios de comunicación y platicaron con familias y profesores. A las 11 de la mañana subieron al autobús con destino a la ciudad de León, Guanajuato.

León, Guanajuato, domingo 8 de diciembre. La Red de Apoyo al Migrante del Bajío recibió a las madres en el centro histórico de la ciudad. Todas caminaron a la plaza principal con sus fotografías al cuello, pancartas, y banderas de Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México. Como ya es tradición, desplegaron las imágenes de sus familiares con la esperanza de que la gente los reconociera. En el evento, Martha Sánchez Soler, coordinadora de la caravana e integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano, señaló la importancia de la visita al Bajío. Ella comentó que la migración centroamericana se ha desviado hacia la ruta del Pacífico porque la violencia en el Golfo está fuera de control y, en este contexto, el estado de Guanajuato es un lugar importante porque ahí se produce el cambio de vías del tren. Las madres también dieron su testimonio en la plaza central y denunciaron a las autoridades mexicanas por no apoyar en la búsqueda de sus familiares. Pidieron la solidaridad de la sociedad civil para localizar a sus desaparecidos y cada una explicó sus motivos para viajar a México. Al concluir el evento, las madres volvieron al autobús y a las 3:30 de la tarde se desplazaron a Irapuato.

Irapuato, Guanajuato, domingo 8 de diciembre. La recepción de la caravana fue organizada por la Casa del Migrante de Irapuato. Las madres comieron, algunas recibieron atención médica preventiva y otras aprovecharon la tarde para comunicarse con sus familiares en Centroamérica. Por la tarde se organizó una misa y al concluir se realizó una rueda de prensa. En el evento se hizo énfasis en la importancia de visibilizar la situación del migrante en México, la necesidad de concienciar a la ciudadanía sobre la discriminación y xenofobia en contra de centroamericanos en tránsito, y la prioridad de reconocer la situación extrema de marginación y vulnerabilidad que se vive al cruzar sin documentos por México. La jornada del día se cerró a las 8 y media de la noche y para mañana se espera que el autobús parta muy temprano rumbo a Celaya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s